De Homero a Kirby

Usted está aquí

Blog de Javier Albizu

Bajo un océano de bits, mes XVII

Este mes ha sido entretenido a la par que ilustrativo en lo referente a este reto. Pero no lo ha sido porque haya avanzado demasiado en el terreno de la programación, sino porque mi tiempo se ha centrado mayormente en buscar, probar y conocer las herramientas que se encuentran a mi disposición si quiero programar cosicas para el Commodore desde un entorno con arquitectura x86.

Podríamos decir que este mes se lo hemos dedicado a entender un poco mejor el legado de los chicos de Commodore Bussiness Machines1.

Bajo un océano de bits, mes XVI

Dispérsense, aquí no hay nada que ver.

Estoy en una de esas épocas. En una de esas temporadas en las que soy incapaz de concentrarme para poder leer algo de manera continuada. Uno de esos lapsos de tiempo que pueden llegar a durar años.
Aunque mucho me temo que el problema no es únicamente ese.

Bajo un océano de bits, mes XV

Tras mucho demorarlo, finalmente, llegó el día.
Y quizás alguno se pregunte... ¿qué día? ¿el día de qué?.

A lo que respondería: El día en el que bajamos de nivel. Una respuesta que, en sí misma, tampoco es que diga gran cosa.

Bajo un océano de bits, mes XIV

Dejamos esto hace cuatro semanas con los ánimos a tope y lo retomamos un poco de aquella manera.

Después de la última entrada la cosa continuó mejorando un poco. Encontré un “fuga de memoria”1 en la clase dedicada a dibujar las imágenes y fui capaz de corregirla. Me las prometía muy felices hasta que llegó el momento de gestionar los eventos2 y determinar cómo iban a ser las interacciones con la aplicación.

Bajo un océano de bits, mes XIII

Podría decirse que hemos empezado bien el año en lo referente al C++.
Podríamos decirlo, claro, pero, de hecho, mentiríamos (al menos parcialmente).

Porque el año, en sí mismo, empezó regulero.

Habíamos dejado este tema, como de costumbre, con una mezcla de esperanza y frustración sumada a las dudas habituales. Con la lectura de un libro, Programming - Princples and Practice Using C++, que sigue ahí comienzo polvo virtual en su página doscientos (de 1312).

Bajo un océano de bits, mes XII

Cuando estamos apunto de llegar al ecuador de esto, la cosa sigue sin avanzar demasiado.

La parte de mostrar texto en pantalla ya está casi finiquitada. Si alguien me llega a preguntar hace un año acerca de lo que creía que me iba a costar más, esta respuesta habría sido la última que me habría venido a la cabeza. Por supuesto, técnicamente apenas he empezado aún con esto, así que a ver cuánto me cuesta el editor en el momento en el que me ponga con él.

Bajo un océano de bits, mes XI

El mes pasado dejábamos esto con una duda: ¿fuentes o testing?.
Y, la respuesta a esta pregunta es, como de costumbre, ninguna de las anteriores.

En su lugar me puse a mirar patrones de programación en C++ orientados a la creación de vídeo juegos.

Regresando a una de esas entradas que tenía empezadas desde hace años1 llegué hasta otros textos. Más concretamente hasta un libro2 que puedes comprar, leer online, o descargarte desde GitHub.

Bajo un océano de bits, mes X

Seguimos avanzando sin movernos del mismo lugar, cambiándolo todo sin que sea apreciable desde el exterior.

Datos. Necesito datos1.

Durante este mes me he centrado en sacar todos los valores que puedan ser utilizados en mas de un lugar fuera del código. Aparte de eso, el “contenedor maestro” que había creado para abarcar a todos los objetos se ha visto separado en cinco. Todo eso y poco más en esta edición de “Bajo un océano de bits” en su entrada más ¿técnica?.

Bajo un océano de bits, mes IX

Y sin embargo se mueve...

Pues sí, tras cerca de tres meses de no ver por dónde me venían los golpes, parece que comienzo a ver la luz. Por supuesto, aún me queda mucho camino por recorrer, pero la salida de este túnel en concreto parece más cercana.

Ya tengo la animación del menú en funcionamiento, he logrado pintar un texto sobre una parte concreta de la pantalla y he conseguido cambiar el color de fondo de ese rectángulo cuando pulso una par de teclas concretas.

Tirando tinta 2018

Interrumpimos la programación habitual para informar a la audiencia de que ha comenzado el Inktober 2018.
Y empieza con malas noticias. Me entero de que hoy mismo nos deja el gran Carlos Ezquerra1, así que he decidido comenzar con un homenaje a su personaje más popular.
Como de costumbre, no estoy contento con el resultado y es ya tarde para corregirlo, pero es lo que tiene la tinta.
Más allá del casco y los detalles, no me gusta el mentón, pero claro, es que nadie dibuja los mentones como Ezquerra.

Páginas

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer