De Homero a Kirby

Usted está aquí

La Trilogía de Atlantis

Portadas de los libros de La Trilogía de Atlantis

No. No os voy a hablar de ninguna trilogía chunga de novelas de fantasía, sino de un juego de rol: El primer juego de rol que crease Stephen Michael Sechi.
Ahora algunos preguntarán. ¿Y quien es ese tipo para que lo menciones?
Pues es un saxofonista... y el creador de Talislanta.
Vaaale, ahora otros preguntarán: ¿Talis...qué?
Pero a eso os responderé en las siguientes entradas de “Mundos improbables” (léase con voz cavernosa y musica de misterio de fondo) porque la Trilogía de Atlantis tiene la entidad y calidad suficiente como para dedicarle una entrada a él sólo.

Como supongo que eso de Atlantis os sonará a (casi) todos, no me dedicaré a explayarme en la explicación del trasfondo de este juego, más allá de deciros que está ambientado en la tierra “antes del hundimiento de la Atlántida”
¿Que con esto tampoco os aclaro mucho?
Bueeeno, ya os cuento un poco más.
Este mundo se supone que es el nuestro en un pasado muy remoto. A esta época se refieren como “La segunda edad” aunque también la llaman “La era antediluviana” (que a mi me mola más) en teoría entre el año quince mil y el doce mil antes de cristo. La ambientación no pretende ser histórica en ningún momento, así que tampoco conviene darle muchas vueltas al asunto.
Estamos hablando de un mundo fantástico puro y duro. Con sus elfos, sus enanos, sus trolls y su magia... pero sin ser un mundo fantástico tradicional. Hablamos de una Tierra (tierra de “nuestra” tierra, no de mundo genérico) mítica.
Las razas no son tolkienianas o dungeoneras, sino una (otra) mezcla de los mitos en los que se basan los arquetipos tradicionales. En este mundo también encontraremos hombres-bestia (experimentos del primer Imperio Atlante) zéfiros alados o nethermen (¿sub-hombre? vaya, de esto también hay en Talislanta) híbridos de humano y duende.

El juego consistía en tres libros (de ahí lo de la trilogía) que serían publicados por la editorial Bard Games (creada por el señor Sechi junto a otros dos amigos para sacar adelante el proyecto):

Portada de Atlantis: The lost worldThe Arcanum sería publicado en el ochenta y cuatro y era el reglamento básico, o lo que es lo mismo: Ciento cincuenta y ocho paginas de reglas y hechizos. Se habla un poco de las razas y casi nada del mundo (apenas media página) El año siguiente sacarían una segunda edición que era básicamente lo mismo.
Ese mismo año, también sacarían The Lexicon; el libro en el que se describía el mundo (y al que se hacía referencia en Arcanum) y ahí la cosa ya mejora bastante. Este libro es ambientación de principio a fin, un atlas en toda regla que puede ser usado si apetece con cualquier otro sistema de juego. Información de la buena.
El siguiente año (en el noventa y seis) saldría la última parte del paquete: The Bestiary, que vosotros diréis: Vaya, un bestiario, que original. Bichos. Y sí, lo es. Pero también es algo más. Porque no estamos hablando de un compendio de características para una tabla de encuentros. Aquí tampoco se mencionan las reglas. No hay características. Lo que hay es una recopilación enciclopédica de criaturas míticas de toda índole. Empieza siendo genérico en cuanto a descripción de especies, para pasar a lo concreto, que es cuando la cosa gana. Desde el León de Nemea hasta la Esfinge. Desde El Ave Fenix hasta la Hidra. Desde Mefistófeles hasta Moloch.
Lo único que echo en falta a este libro es un poco más de detenimiento en cada una de las criaturas, pero bueno, son ciento treinta páginas, a más o menos dos criaturas por página y a cada cual mas apetecible. Un tratamiento en profundidad habría necesitado de un libraco demasiado grande como para una editorial pequeña, o una colección de libros que habría roto la “trilogía”
Como dato curioso (y valor añadido) todas las ilustraciones interiores están hechas por un Bill Sienkiewicz a medio camino entre su Caballero Luna y su saga del Oso Místico.
Y fin, porque en el noventa y siete saldría la primera edición de Talislanta y Bard Games ya no sacaría más material. Al fin y al cabo era una trilogía, ¿no?

Bueno, pues no, aún hay un poco más que contar de esta ambientación, porque el señor Sechi siempre ha guardado un huequecito en su corazón friki para su primera creación. Ya en Talislanta se crearía su pequeña ruta de ida y vuelta hacia La Atlántida con alguna criatura proveniente de allí. Más adelante, en el noventa y ocho, la propia Bard sacaría Atlantis: the lost world. Que no era sino una reimpresión del Lexicón y el Bestiario con unas pocas páginas de material adicional, pero que servía para mantener vivo el recuerdo de ese mundo.

Al final Bard terminaría por desaparecer, pero el señor Sechi se llevaría sus creaciones para licenciarlas a otras editoriales.

Así en el noventa y seis Deaths Edge Games sacaría una nueva edición de The Arcanum (la tercera) que supondremos que no le fue demasiado bien, ya que tardaría cinco años en sacar las correspondientes segundas ediciones del Lexicón y el Bestiario (después de las cuales también acabaría desapareciendo)

Portada de Atlantis: The second ageHabría que esperar otros cuatro años, hasta el dos mil cinco para que la canadiense Morrigan Press publicase algo relacionado con esta ambientación: Atlantis the second Age. Que no es que fuera lo mismo, ya que utilizaron su propio sistema de juego, el Omni System. Primero sacarían un único libro con el sistema y el mundo (con nueva redacción e imágenes) para continuar al año siguiente con otro libro que contendría el bestiario.

Y ahora si que llegamos al fin, porque un año después (casualmente tras publicar el Talislanta D20) la compañía cerraría sus puertas.
Así que ya sabéis, niños y niñas. Si queréis conseguir los libros de esta ambientación, recorreos las tiendas de segunda mano, porque la cosa está complicada, pero merecen la pena.

Añadir nuevo comentario

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer