De Homero a Kirby

Usted está aquí

Nunca a la última 017

Sigo sin tener una temática, estructura, o texto de inicio en condiciones para estas entradas, así que vamos al asunto directamente.

1. Manchando hojas.

Este mes, aparte de los días libres que proporciona la semana santa, he aprovechado para “gastar” los días de vacaciones que me quedaban del año pasado.

Como no me salía ningún plan fuera de Pamplona recurrí a la interné en busca de algo a lo que dedicar todo ese tiempo libre. Una búsqueda que me llevó hasta el reto de dibujar “100 cabezas en 10 días”1.

Mi idea inicial fue ir a lo difícil, a lo que siempre voy retrasando; el dibujo sin referencia. Pillar cien nombres al azar de la lista de personajes de Daegon y tratar de ponerles cara. Cuando llevaba más de dos horas con el primero de ellos me di cuenta de que aquello había sido una muy mala idea. Una idea tan mala que me hizo generar tales niveles de frustración que me llevaron a querer mandarlo todo a paseo sin siquiera haber empezado.

No lo hice.

Rebajé las expectativas y el número y me propuse hacer un poco más de la mitad de aquel número. Cada día haría un dibujo sin referencia y el resto, como de costumbre, consistiría en copias. Aunque añadí un pequeño requerimiento más: No iba a copiar de dibujantes (lo que me suele dar un resultado más agradecido), sino que me limitaría a copiar de fotos.
Por otro lado, a la hora de copiar rostros femeninos traté de centrarme en gente desconocida que no se ajustasen a los criterios habituales. No quería limitarme a chicas monas con actitud clara de posado, sino que busqué centrarme en gente mayor. Tratar de dibujar arrugas que no parezcan meras líneas trazadas al azar sobre un rostro. Un propósito en el que fracasé, pero vamos dando pasos poco a poco.
Al final fueron 60 rostros en 10 días2 que han quedado integrados dentro de la galería de dibujos de este año.

Ya veremos qué hago en octubre.

2. El humor

No soy un tipo gracioso, lo sé. Tampoco pretendo serlo.
Bueno, miento. Hay ocasiones en las que sí que pretendo serlo, otra cosa es que, al igual que con todo aquello que intento, lo consiga.
La historia de mi vida.

Me gusta el humor como herramienta crítica o para tratar de exponer aquellas cosas de uno mismo que son demasiado humillantes, complejas o dolorosas como para tratarlas de buenas a primeras con la seriedad que les correspondería. Me suele gustar el humor surrealista siempre que no se termine de ir de madre con la extensión de las anécdotas.
La manera en la que no me gusta el humor es cuando es utilizado como un arma a través de la que atacar a otro, aunque ese otro me pueda caer mal. Cuando lo que se ataca a las personas y no de las ideas o las acciones concretas. Y es por esto que, por lo general, no me gusta el humor de “Stand Up”3

Pero. Siempre hay un pero. No sé cuál será este, pero siempre hay un pero (y ya sólo en esta línea ya tenemos cuatro)

Estos días, durante las largas horas intentando dar forma a… lo que sea que ha terminado saliendo, he estado ponerme al día con los podcasts y canales del Tutubo4 varios a los que estoy suscrito. Un gran número de ellos los llevo siguiendo desde hace tiempo, pero durante estos días he descubierto uno que me ha resultado especialmente revelador. Se trata del canal de Phi Beta Lambda, un canal de gente que se dedica a hablar acerca del Stand Up.

Y me ha resultado revelador porque he descubierto cosas interesantes acerca de esta modalidad. Acerca de su historia y contexto. Sobre el gran número de los sub géneros que engloba y que, una vez he sabido sobre ellos, siguen sin resultarme atractivos, Pero eso no importa, igual que tampoco importa que sus presentadores, como cómicos, tampoco me resulten especialmente graciosos. Lo que importa es que, como comunicadores, sí que se han ganado mi aprecio y atención.

Todo esto, en sí mismo, no es que tenga especial relevancia, pero igual alguien más también los encuentra de interés y tengo otro tema sobre el que conversar en el mundo real.

3. La escritura

Estoy cansado.
Cuando llega cada miércoles me cuesta más ponerme al teclado y no veo el momento en el que llegue el año que viene para abandonar la periodicidad de este canal.

Pero.
Ya sabéis, los peros.

Antes de que llegue el miércoles tengo montones de cosas que quiero contar. Según se van sucediendo los ciclos temáticos que sigo por aquí espero con ganas el momento en el que llegue el turno en el que me toque hablar sobre “el siguiente”. Luego llega el momento y no sé qué hacer, así que me dejo llevar por lo que surja en el momento.
Me gusta el ideal platónico de “compartir historias”, pero cuando toca mirar detrás de las sombras lo que encuentro es mucho más desagradable. Me gusta pensar en aquellos sobre lo que quiero escribir pero, cuando llega el momento, el ponerme a plasmarlo no me apetece lo más mínimo.

Por supuesto, Daegon tampoco se escapa de todo esto. Todo lo contrario si tenemos en cuenta que escribo sobre ello a diario.

Las únicas críticas que he recibido sobre lo que he escrito es que su lectura se trata de algo árido y complejo. Algo que, por más cierto que sea, no deja de ser una mierda, porque mi intención siempre ha sido que prime a accesibilidad por encima de cualquier otro criterio.
Pero, claro, ¿qué es la accesibilidad? ¿cómo se alcanza?

Aunque quizás accesibilidad no sería la palabra más adecuada. Quizás lo que busco es el interés. Un interés que se no logro generar. Porque puede haber interés sin accesibilidad, lo que pasa es que la barrera de entrada es mucho más compleja de superar.

Como ya decía hace unos meses, en los casi treinta años que llevo con este proyecto jamás he sido capaz de responder con pocas palabras a la pregunta ¿Qué es Daegon?. Una respuesta que, cuanto más escribo, más difícil es de responder de una manera “accesible”. Trato de ser conciso, trato de ser claro, pero la accesibilidad se va a paseo con cada nuevo párrafo farragoso que añado.

Cada vez que me embarco en tratar de explicar uno de sus aspectos y me dejo llevar, termino cruzando los dedos para que quien lo lea no se quede con la impresión de que Daegon es "sólo esto". Que ese aspecto no es el todo, que aunque me flipe escribiendo sobre ello y le dedique páginas y páginas, sólo es un aspecto más dentro de un conjunto mucho mayor. Uno más dentro de la miríada de aspectos que merecen ser tratados con el mismo cariño.

Porque Daegon es Épica y Ciencia ficción, Costumbrismo y Tragedia, Terror y Comedia, Tensión e Intrascendencia, Mitología y Ciencia, Política y Filosofía, Realismo y Surrealismo, Física y Metafísica. Todos ellos en mayúsculo y minúsculo.

Mientras escribo una aventura me doy cuenta de que se me va la mano hacia la parte metafísica, y mientras me centro en otra se me va hacia el melodrama sólo para que, poco después, se invierta esa polaridad y el peso que tienen ambos aspectos en cada una de ellas se desequilibre hacia el otro lado… o hacia otro nuevo lugar.

Cada nueva sección de ¿Qué es Daegon? va superando en extensión a la que le precedió. La dos primeras logré que quedasen acotadas en poco más de veinte páginas cada una, pero la tercera se me fue a más de cuarenta. La que estoy escribiendo ahora, Conocimiento y misticismo (o lo que es lo mismo, ciencia y religión) va a acabar ocupando más de sesenta. Y todo esto se encuentra englobado dentro de la sección de “Introducción”.

Esto no se lo va a querer leer ni el tato, y no les culpo. Por más que me joda no les culpo.
Así pues ¿qué sentido tiene todo esto?

No importa. Tengo hasta que termine el año para averiguarlo. Casi treinta años después tengo clara la respuesta, pero sigo queriendo estar equivocado.
Y cuando termine el reto me volveré a mentir, porque retroceder nunca, rendirse jamás. Porque, al final, todo esto está en mi mano. Tengo que escribir o dibujar mejor, esforzarme más, hacerme más fuerte5

Cierro los ojos y finjo creer que todo eso es cierto.

Enlaces:

1. 100 head challenge

2. Los dibujos de este año siguen creciendo

3. Stand Up

4, Cosas de risa
- Phi beta lambda
- La vida moderna
- La Resistencia
- Buenismo bien
- No te metas en política
- La lengua moderna

5 Hazte más fuerte

Banda Sonora
- Casualties Of Cool - Mountaintop
- Band-Maid - Gion-cho
- Sugababes - Ugly
- Sugababes - Stronger
- Enter Shikari - Constellations
- Electric Six - Gay Bar
- Electric Six - Danger! High Voltage
- Scissor Sisters - Fire With Fire
- Killswitch Engage - The End Of Heartache
- Ill Niño - My Pleasant Torture
- The Used - The Bird And The Worm
- Panic! At The Disco - Emperor's New Clothes
- Fall Out Boy - This Ain't A Scene, It's An Arms Race
- Röyksopp - Remind Me
- Darren Korb & Ashley Barrett - We All Become

Añadir nuevo comentario

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer