Usted está aquí

Nunca a la última 021

Comienza la cuenta atrás y, visto lo que me está costando ponerme a escribir últimamente, esta es una noticia muy bien recibida por mi parte. Aunque da igual, el mes que viene empezaré diciendo lo contrario y anunciando doscientos nuevos planes más.

En fin, al turrón.

1. Lo del rol1.

Al final fui a las TDN y volví sin jugar ni dirigir a nada. Sin novedad en el frente.
Lo que sí que aproveché fue para llevarme el Tales of Gargentihr y darle un repaso después de más de dos décadas sin revisarlo. Tenía intención de hacer algún artículo sobre él a mi vuelta, pero supongo que la cosa se retrasará un tanto.
Me he encontrado un libro y un mundo bastante diferentes a los que recordaba, algo que no es la primera vez que me sucede tras recuperar textos largo tiempo aparcados. Obviamente no han sido ellos quienes han cambiado, sino yo, pero eso no evita el surgimiento de una cierta sensación de extrañeza.

Cambiando totalmente de tercio, y de forma casi accidental, he encontrado algo que llevaba tiempo buscando; las Infiniverse Update de Torg que publicó en su momento West end games.
Los veintinueve PDFs que compartió en su momento la editorial en su web han aparecido… en su web. Más concretamente en la copia que hice de ella allá por el noventa y nueve cuando saldaron su catálogo.

La cosa es que, por lo que he podido ver, esas guías no parecen estar disponibles en otros lados y me ha entrado la tentación de subirlas a mi web para ponerlas a disposición de los curiosos. Habiendo salido hace poco una versión nueva de Torg este sería un buen momento para hacerlo, así que esperaré a que me llegue la nueva edición para plantearme cómo hacer las cosas.

Una vez puestos en faena, quizás también les de un repaso a las entradas de Jorune, Shadow World, Tékumel y el resto para actualizar sus entradas añadiendo las cosas que han salido desde que las escribí, pero no sé. Ya veré cuando llegue el momento.

Como iba diciendo al principio, en estos momentos no tengo la cabeza como para plantearme proyectos a largo plazo porque seguramente los mandaría a paseo.

2. Lo social2

En mi proceso para convertirme voluntariamente en un Aaron Soames de la vida, previa exportación de cuantos datos he podido, he borrado mis perfiles en las redes sociales. Porque yo no soy de abandonar, soy de exterminar sin que quede huella.
Porque sólo así conseguiré la auténtica inmortalidad.
Porque sólo quien no existe no puedo morir jamás.

El Macero

La referencia es un tanto rebuscada y la adaptación a este contexto no deja de ser algo retorcida, lo reconozco, pero leer la historia del Macero en su momento me marcó y es un relato cuya conclusión cada día se encuentra más presente.

Soy consciente de lo contradictorio que puede ser esto para alguien que no deja de lamentarse de toda aquella información y documentación de su pasado que ya no conserva, pero este movimiento no deja de ser un paso más en el proceso de convertir esta web en el eje vertebrador de mi crónica.

Tengo claro también que esto me aleja aún más de los focos, del “circuito”. Que resta aún más visibilidad a lo que hago, pero esas luces y esos caminos cada vez tienen unas vidas más breves y una aureola que me resulta más contraproducente. Veo a la gente mover su actividad por plataformas que no controlan y que pierden su valor cuando llega la siguiente. Como les censuran, borran o pierden el contenido que han creado y como las plataformas desaparecen sin dejar rastro en su búsqueda por convertirse en “lo último del momento durante sus quince minutos de existencia”. Lo que no logro es acceder hasta lo que ellos comparten mientras esto queda sepultado entre avalanchas de SPAM.

Y no. Yo no quiero eso. Nunca he buscado los focos. No deseo ni aspiro a tener seguidores o “fanses”, sólo gente con la que hablar con tranquilidad.

Así pues, como la Galadriel de Bakshi iré haciéndome más pequeñito, me quedaré en mi pequeño reducto y seguiré siendo yo. Quien quiera estar conmigo sabrá donde estoy, y quien me busque quizás lo tendrá un poco más difícil, pero trataré que el trabajo que le haya llevado su búsqueda sea merecedor del tiempo dedicado.

3. Otros proyectos3

Y hablando de desaparecer, Proselitismo Antediluvianotm cada día se hace algo más lejano. Cada vez que descubro un nuevo podcast o canal interesante en el TuTubo me digo “me molaría hablar con esa persona, ya sea con el entrevistador o con el entrevistado”, “me gustaría hacer algo similar”. Y empiezo a pensar. Comienzo a hacer planes que, cuantas más vueltas les doy, más claro tengo que son algo inviables por mi manera de ser.

Elucubraciones que requerirían de mucho trabajo e implicación no sólo por mi parte, sino también por parte de la persona o personas que se apuntase al carro. Así que, mientras por un lado no tengo intención de cambiar mi manera de ser en ciertos aspectos, por otro no creo conocer a nadie que esté dispuesto a tener los niveles de implicación que busco.

Otro proyecto más que muere antes de nacer pero que regresará para atormentarme de forma cíclica como ha hecho en otras tantas ocasiones del pasado.

Por lo pronto ya tengo suficiente con terminar el año con las cosas que tengo en cuso, y preparare para empezar el año que viene la universidad (siempre que apruebe el examen para mayores de 25).

Si el mes pasado terminaba diciendo que iba a tratar de no bajar el pistón con la escritura de Daegon, aquella misma semana ya la terminé por debajo del mínimo.
El llegar a escribir cuatro páginas me costó horrores, y el no llegar al mínimo me hizo plantearme el mandarlo todo a paseo (otra vez). Aún así continué sólo para que cada vez me costase más llegar a escribir tanto como la semana anterior.
La semana pasada sólo fueron dos páginas. Y mientras tanto me iba preguntando si quienes lean lo que he escrito se quedarán con la misma impresión que me dejó mi relectura de Gargenthir. Si esto tiene algún sentido más allá de mi cabezonería.

Por mayores que sean la sensación de fracaso y el deseo de recuperar lo perdido, esto está yendo cada vez va a menos y no sé muy bien cómo encauzarlo de nuevo.
Pero da igual. Quedan cinco meses y durante ese tiempo seguiré tratando de escribir a diario. Dándole cabezazos al muro para llegar a las mil páginas de trasfondo.

Y fin por hoy. Me queda mucho por hacer.

Enlaces:

1. Lo del rol
- Tales of Gargentihr
- Web de West End Games
- El lugar donde deberían estar las Infiniverse

2. Referencias rebuscadas
- Aaron Soames
- La Galadriel de Bakshi

3. Nuevos poscasts
- Movidas Minúsculas
- El sentido de la birra
- Cambiando de Tercio
- Matadme

Banda sonora:
- Tool - Fear Inoculum
- I Blame Coco - Self Machine
- Devin Townsend Project - Higher
- Devin Townsend Project - A Simple Lullaby
- Devin Townsend Project - Failure
- Marcin Przybyłowicz - Lullaby of woe

Añadir nuevo comentario

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer