De Homero a Kirby

Usted está aquí

Mytgard

Ponte cómdo y lee un rato, no hay ninguna prisa.

¿Qué es Mytgard?

Buena pregunta.
Mytgard una palabra que no significa nada, pero cuyo misma naturaleza implica muchas cosas.
Es una abstracción y un objetivo, una idea y algo concreto, un aquí y un ahora.
Algo que casi puedes tocar pero que nunca está a tu alcance. El mapa hacia un destino, y ese destino en sí mismo.
Mytgard es lo que necesite ser en cada momento. Lo que necesite que sea... para mi.

Biografía rolera XXI: Ceros, y unos, ruido e información

Antes de la fibra, antes del ADSL, antes de las tarifas planas o las conexiones gratuitas, existió la conectividad a través de las llamadas interprovinciales.

Biografía rolera XXVIII: El relevo

Verano del noventa y nueve, noche de viernes a sábado.
Espero frente del hotel Tres Reyes a que me recojan. Voy a Barcelona.

La organización de las Esencia de este año ha fletado un par de autobuses que irán recogiendo a los asistentes. Uno de ellos sale desde Galicia y recorre toda la zona norte, el recorrido del otro no sería capaz de concretarlo.

Bajo un océano de bits, mes XVIII

Este ha sido un mes de esos de no avanzar demasiado. Uno de esos meses en los que la cabeza no da demasiado de sí y en los que no sabes hacia dónde tirar. Uno de esos en los que, como cada vez me veo sumergido en ellos, me limito a bucear bajito asomando mucho la cabeza. Uno de esos en los que, principalmente, me dedico a la parte más pasiva de este reto; a ver vídeos a tutiplén.

A ver si con el verano la cosa remonta.

Biografía rolera XXVII: Malos tiempos

El rol me trajo hasta una gran parte de quienes hoy en día considero mis amigos, pero no todas mis experiencias en lo relacionado con este mundo fueron idílicas. Ni siquiera todas relacionadas con mis amigos.

Porque somos distintos, ¿qué le vamos a hacer?

Por una razón que aún desconozco (aunque sospecho que por trolleo antes de que existiese esta palabra), en una de las votaciones para la junta directiva, y sin haberme presentado para nada, recibí un voto. Un que me convirtió en uno de los vocales de aquella junta.
Aquello no duró mucho.

Biografía rolera XXVI: Rompiendo fronteras

Poco a poco vamos avanzando en el tiempo y llegamos hasta el año noventa y siete. Hasta el año en el que se produjeron los primeros movimientos que harían que la manera en la que afrontaba dos de mis aficiones cambiasen.

Por un lado (re)descubrí el mundo de la emulación gracias al Multi Gauntlet Emulator de Neil Corlett1, por otro, tuvieron lugar los “Días de juego” en Madrid. Las primeras jornadas en las que quedé en persona con alguien a quien no conocía.

Bajo un océano de bits, mes XVII

Este mes ha sido entretenido a la par que ilustrativo en lo referente a este reto. Pero no lo ha sido porque haya avanzado demasiado en el terreno de la programación, sino porque mi tiempo se ha centrado mayormente en buscar, probar y conocer las herramientas que se encuentran a mi disposición si quiero programar cosicas para el Commodore desde un entorno con arquitectura x86.

Podríamos decir que este mes se lo hemos dedicado a entender un poco mejor el legado de los chicos de Commodore Bussiness Machines1.

Biografía rolera XXV: La campaña

Tras mucho tiempo acumulando material y trazando planes, a finales del noventa y seis llegó el momento de abrir el melón y lanzarse al vacío. El momento en el que, finalmente, llegar a hacer algo con todo aquello.
El plan llevaba mucho tiempo grabado a fuego en mi cabeza; Iba a crear un multiverso que aglutinase todas las ambientaciones que me gustaban y utilizaría un único sistema de juego para dominarlas a todas.

Biografía rolera XXIV: El Titán

Hubo un tiempo antes del advenimiento de Amazon. Un tiempo previo a que el acto de comprar cualquier cosa terminase irremisiblemente en su web. Un tiempo en el que buscar una manera de llenar los huecos de tus colecciones requería de una laboriosa tarea de rastreo, persecución y caza.

Bajo un océano de bits, mes XVI

Dispérsense, aquí no hay nada que ver.

Estoy en una de esas épocas. En una de esas temporadas en las que soy incapaz de concentrarme para poder leer algo de manera continuada. Uno de esos lapsos de tiempo que pueden llegar a durar años.
Aunque mucho me temo que el problema no es únicamente ese.

Páginas

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer