De Homero a Kirby

Usted está aquí

Ultima I Nostalgiato Andante

Caminas por una librería. Es una librería grande. Una librería seria. De esas en las que hay tipos serios, con cara seria haciendo cosas que parecen muy serias.
Tú eres más de visitar kioskos, pero de todas formas entras. Cada vez que pasas por la calle y ves un establecimiento en cuyo interior se pueda albergar alguno revistas de ordenadores o tebeos, entras y lo revuelves todo.
También eres más de tiendas de vídeo juegos. Sueles pasar todos los sábados, y las personas que están ahí son majas, hablan contigo de cosas que te interesan y, no sólo te venden juegos, sino que, uno de ellos te dejan alguna que otra novedad que ha salido y que algún listillo les ha devuelto diciendo que estaba defectuosa. Sabe que te la vas a grabar si funciona. No es tonto, pero también sabe que te dejas casi toda tu paga ahí puntualmente cada fin de semana. Sabe que, de tener más paga, muy probablemente también te la dejarías ahí. Quieren que vuelvas.
Al salir de esa tienda, de vez en cuando, te pasas por esta librería seria que está cerca.
En esta librería te suele da un poco de palo entrar, pero has conseguido con el tiempo has conseguido que esas cosas te afecten un poco menos.
Te gustan las librerías, sí. Tienen muchas cosas que te gustan, pero también tienen tipos serios que te miran como diciéndote que no deberías estar ahí. Tienen tebeos, tienen revistas y hasta tienen libros que no siempre son para tipos serios con caras de amargado cuya mirada evitas. Te gustan casi tanto como las tiendas de juegos. Las miradas de odio también son algo común en los propietarios de los kioskos cuando les preguntas ¿no tienes nada más?.
Aún no has descubierto las librerías especializadas. Alguno de esos tipos amargados probablemente se nieguen a llamarlas librerías pero, ¿qué sabrán ellos?
Aunque esa es otra historia.

Revuelves los tebeos y no hay nada nuevo. No acostumbran a tienen muchos, así que te pasas a la balda de tu izquierda. A la parte de abajo, a la altura de tu cintura. Donde están las revistas de importación.
Hace unos meses descubriste entre revistas técnicas algo que te fue imposible no comprar ¿Cómo resistirse a una portada como esta?

Está en ingles, pero no importa. Más o menos te defiendes y no pretendes leerla entera. Lo que molan son las carátulas de los juegos y alguno de los pantallazos.
Rebuscas un poco más, quizás hayan traído algún número nuevo. Por fin la encuentras. No recuerdas qué número tenías, pero no importa. El comienzo es malo, la portada es bastante más floja, pero empiezas a hojearla igual. Cuando la presión visual de tu alrededor empieza a ser molesta, miras en tu bolsillo. Sí, te llega con el dinero que queda allí, así que la compras y sales con un paso fingidamente sereno.

Durante el camino continuas con el visionado. Ya leerás las críticas de los juegos cuyas imágenes te han llamado la atención cuando llegues a casa. Te detienes un momento en la página cincuenta y tres. Ya habías visto este anuncio en el ejemplar que tienes en casa, pero te sigue llamando, despertando imágenes en tu mente. Has visto mejores ilustraciones en páginas anteriores, pero no consiguen provocar la misma reacción.

Continúas. Andando y hojeando. Esquivando los obstáculos de la calle cuando casi es demasiado tarde. Entonces llegas. Página ciento veintinueve, tu mente explota. Un aluvión incontenible de imágenes e ideas la inunda. No puedes. No quieres detener o encauzar ese caudal que lo desborda todo. Sí, nena, es amor.

Quieres saber más, pero sólo puedes mirar en la misma revista. No hay más. No hay nadie a quien consultar. ¿Qué es Ultima? ¿Éxodo de o hacia dónde? ¿Quienes son los Guerreros del Destino? ¿Son esos tipos sombríos? ¿Son los buenos? ¿Los malos? ¿Alguno de estos es pariente del Nicodemo del Phantasie? ¡¡¡¿Qué portada tiene el Ultima II?!!!

Preguntas lanzadas al aire, respuestas que no llegarían hasta mucho tiempo después. Nombres que significan mucho... mientras no sabes su significado.

Ultima, el comienzo de tantas cosas.

Añadir nuevo comentario

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer