De Homero a Kirby

Usted está aquí

Daegon, mes XXIV

Y esto se acaba… pero no.
Si el mes pasado andaba replanteándome si tenía sentido el seguir escribiendo por aquí, en un loco giro de mis procesos mentales, las viles neuronas que pueblan mis sinapsis me han hecho boicot induciéndome a hacer todo lo contrario de lo anteriormente previsto.

Así pues, no sólo la escritura de Daegon no termina, sino que el ese reto se extiende durante un año más con el mismo ritmo. Para cuando llegue ese momento, y con algo más de 700 páginas escritas, espero haber llegado al famoso “mínimo” que debería conformar el manual básico.

Aparte de eso, ya he empezado con el reto para los dos próximos años; el de hacer un vídeo juego. Por ahora la cosa avanza. Lenta, pero avanza… por decir algo. Durante este mes me he limitado a leer sobre la escritura de vídeo juegos, y en estos momentos me he metido en un curso de C / C++ que me compré en el 94 porque… el retro es muy intenso en mi.
Pero bueno, esa historia será contada en otras entradas.

Pero no, el boicot sináptico al que hacía referencia no hacía referencia a ninguna de estas dos cosas. No sólo no dejaré de escribir aquí, sino que lo haré con mayor asiduidad. ¿Por qué?
… eso también lo explicaré en otra parte. Más concretamente en la primera edición de “Nunca a la última” (próximamente en su buzón si decide suscribirse).

Retomando lo que nos ha traído hasta aquí durante los dos últimos años (y pico), han llegado nuevos cambios hasta Daegon. Cambios, espero, para bien.

Si hace un par de meses hablaba de la nueva sección que iba a aparecer en la web vecina bajo el epígrafe de “Jugando en Daegon”, esta va a cambiar de sitio.

Menú de la web de Daegon

Ahí donde lo veis, “Jugando en Daegon” iba a ir entre “Sistema de juego” y “Relatos”. Sin embargo, en la versión final irá entre “Qué es Daegon” y “El mundo”.

Cielos, que rompedor, que apuesta tan arriesgada… dirá nadie.
Vaya pijada, dirá quien quiera que lea esto y, sin embargo, esto tiene unas implicaciones significativas. Unas implicaciones que tenía que haber pensado con anterioridad.
Con este cambio, y en un orden estricto de lectura, la parte de cómo crear y dirigir aventuras en Daegon irá antes la descripción de la propia ambientación. Algo que tiene todo el sentido del mundo y que tendría que haber priorizado desde un primer momento.

En otro giro totalmente loco, la sección de “Qué es un juego de rol” pasará desde “Sistema de juego” (donde está ahora) a esa futura “Jugando en Daegon”.
Las secciones que comprendan este capítulo serán las mismas que mencioné en su momento 1, una remozada “Daegon en el Presente” (que aún no tengo muy claro qué contendrá y de qué manera estará planteado)… más lo que surja.

Mientras escribo estas palabras, la suma de estas secciones ya llega a las 63 páginas, y aún les queda mucho por crecer. Por lo pronto, y siguiendo la dinámica habitual, cuando aún no he terminado con ella “Qué es un juego de rol” ha crecido. De ocupar menos de una página ha extendido su presencia hasta llegar a 12.

Así pues, se acercan tiempos interesantes que decía aquel. Tiempos que han comenzado, como no podía ser de otra manera, en un mes en el que me ha tocado trabajar en turno extendido. Si he sobrevivido y mantenido el ritmo en estas condiciones, supongo que podré hacerlo durante todo el año (dino él antes empezar con los productos derivados).

¿Quién sabe? Cuando haya aprendido algo de animación o edición de vídeo para el vídeo juego igual me animo a hacer algo de este estilo para Daegon

A pesar de que no he escrito nada de trasfondo durante el último medio año, el palabrómetro sí que ha subido un poco, quedando tal que así:

Personajes: 540
Planetas: 12
Países: 146
Lugares : 452
Etnias: 50
Obras: 20
Panteones: 5
Organizaciones: 93
Títulos: 43
Conceptos: 9

Sigo teniendo pendiente el pasar la hoja de cálculo donde llevo este conteo a una bases de datos y el crear un módulo para Drupal que lo gestione, pero eso me da la impresión que tendrá que esperar mucho más.

Lo que no tengo claro es si, tras esta entrada (que tendría que haber sido la última de haber finalizado el reto en la fecha prevista), continuaré escribiendo estos textos de seguimiento del estado de Daegon.

De cualquier manera, lo que sí que tengo claro es que da igual lo que diga ahora. En un mes tengo tiempo más que de sobra para cambiar de idea con cada tecla que pulse.

Enlaces:

1. Daegon mes XXII

Añadir nuevo comentario

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer