slideshow 1 slideshow 2 slideshow 3 slideshow 4 slideshow 5 slideshow 6 slideshow 7 slideshow 8 slideshow 9

De Homero a Kirby

¿Qué es Mytgard?

Buena pregunta.
Mytgard una palabra que no significa nada, pero cuyo misma naturaleza implica muchas cosas.
Es una abstracción y un objetivo, una idea y algo concreto, un aquí y un ahora.
Algo que casi puedes tocar pero que nunca está a tu alcance. El mapa hacia un destino, y ese destino en sí mismo.
Mytgard es lo que necesite ser en cada momento. Lo que necesite que sea... para mi.

Bajo un océano de bits, mes XV

Tras mucho demorarlo, finalmente, llegó el día.
Y quizás alguno se pregunte... ¿qué día? ¿el día de qué?.

A lo que respondería: El día en el que bajamos de nivel. Una respuesta que, en sí misma, tampoco es que diga gran cosa.

Nunca a la última 015

Tengo miedo, pero ese es mi estado natural.
Miedo a fallar, a perder un control que nunca he tenido, a hacer daño o incomodar a quienes me importan, a no ser lo suficientemente capaz. Miedo a que mi síndrome del impostor sea más que lo que se supone de él.

Tengo una capacidad encomiable para joderme la vida.

Bajo un océano de bits, mes XIV

Dejamos esto hace cuatro semanas con los ánimos a tope y lo retomamos un poco de aquella manera.

Después de la última entrada la cosa continuó mejorando un poco. Encontré un “fuga de memoria”1 en la clase dedicada a dibujar las imágenes y fui capaz de corregirla. Me las prometía muy felices hasta que llegó el momento de gestionar los eventos2 y determinar cómo iban a ser las interacciones con la aplicación.

Nunca a la última 014

Una vez más, vayamos por partes.

1. Ha muerto Lolo Rico1

Podría tirarme el moco y decir que su obra me influyó enormemente en mi desarrollo personal, pero lo cierto es que hasta tiempos relativamente recientes no supe de su persona.

Bajo un océano de bits, mes XIII

Podría decirse que hemos empezado bien el año en lo referente al C++.
Podríamos decirlo, claro, pero, de hecho, mentiríamos (al menos parcialmente).

Porque el año, en sí mismo, empezó regulero.

Habíamos dejado este tema, como de costumbre, con una mezcla de esperanza y frustración sumada a las dudas habituales. Con la lectura de un libro, Programming - Princples and Practice Using C++, que sigue ahí comienzo polvo virtual en su página doscientos (de 1312).

Nunca a la última 013

Hemos superado ya el ecuador de todo esto, a partir de aquí la cosa ya va para abajo, la cuenta atrás hacia vete tú a saber dónde.
De acuerdo, Técnicamente aún no hemos llegado a la mitad de ciclo de este “Nunca a la última” (ese momento llegará a finales de este mes) pero lo incluimos igualmente entre los afectados por este reloj que avanza hacia atrás. El cronómetro que desciende hasta llevarnos a... donde sea que nos termine llevando.

Dicho esto, toca recapitular un poco acerca de cómo ha ido la cosa con los retos que se van solapando.

Bajo un océano de bits, mes XII

Cuando estamos apunto de llegar al ecuador de esto, la cosa sigue sin avanzar demasiado.

La parte de mostrar texto en pantalla ya está casi finiquitada. Si alguien me llega a preguntar hace un año acerca de lo que creía que me iba a costar más, esta respuesta habría sido la última que me habría venido a la cabeza. Por supuesto, técnicamente apenas he empezado aún con esto, así que a ver cuánto me cuesta el editor en el momento en el que me ponga con él.

Nunca a la última 012

Por supuesto, yo no supe de esta cita directamente a través de ningún texto suyo, sino gracias a Sergio Aragonés y Mark Evanier mientras rompían los juguetes de otros.
Es posible que esta pareja referenciase al primer autor de la cita con su “Trapped In A World He Never Made”, aunque también lo es que homenajeasen a quien la popularizó en el mundo de los tebeos antes que ellos3, algo que los traductores por aquí convirtieron en “Atrapado en un mundo que no es el suyo”, pero ese es ya otro tema.

Bajo un océano de bits, mes XI

El mes pasado dejábamos esto con una duda: ¿fuentes o testing?.
Y, la respuesta a esta pregunta es, como de costumbre, ninguna de las anteriores.

En su lugar me puse a mirar patrones de programación en C++ orientados a la creación de vídeo juegos.

Regresando a una de esas entradas que tenía empezadas desde hace años1 llegué hasta otros textos. Más concretamente hasta un libro2 que puedes comprar, leer online, o descargarte desde GitHub.

Páginas

Theme by Danetsoft and Danang Probo Sayekti inspired by Maksimer